Planes familiares

Cuando improvisamos decidimos hacer algo en ese momento que no teníamos planeado, por lo tanto no podíamos habernos comprometido a hacerlo con anterioridad. Parece que improvisar y cumplir compromisos son dos cosas incompatibles, pero en realidad no lo son.

No tenemos que confundir improvisar con cambiar de planes según nuestras apetencias en ese momento. Cada vez es más frecuente tener que cambiar nuestros planes porque la persona con la que habíamos quedado para algo, tanto a nivel profesional como personal, a última hora anula la cita con el pretexto de que le ha surgido un imprevisto. A menudo es una excusa porque no le apetece o le ha surgido un plan más atractivo y se deja llevar por sus emociones.

Quizá nos parece que son compromisos poco importantes, que no hacemos ningún daño a nadie no cumpliéndolos, pero siempre afectan a la persona implicada y muchas veces también a otras, como por ejemplo a su familia. Imaginemos un niño que ha quedado con otro para ir a jugar a su casa un sábado por la tarde; sus padres, aprovechando que están solos, quedan a su vez con otros amigos para ir al cine a ver una película no apta para niños. Si a última hora el amigo le llama con alguna excusa y anula el plan, aparentemente no era nada importante pero este cambio de planes afectará a los padres de su amigo y a otras personas.

Las personas que cumplen los compromisos son personas que piensan en los demás, tienen un comportamiento amoroso, y contribuyen a crear un clima de confianza; las personas que tratan con ellas tendrán la tranquilidad de que no les cancelarán los compromisos, a no ser por una causa grave. Normalmente serán personas acostumbradas a aprovechar el tiempo y no quieren hacerlo perder a los demás; entonces, cuando tengan ratos libres, podrán improvisar, llenar esos tiempos libres con alguna actividad gratificante. Vemos que no son dos cosas incompatibles, cumplir nuestros compromisos no será ningún impedimento para improvisar otros planes cuando no tengamos ninguna obligación contraída para ese rato.

Artículos, , ,

One Comment

  1. Me ha gustado mucho este artículo, nunca me había puesto a pensar que no cumplir lo que digo pueda afectar tanto a los demás.
    Gracias.

Comentarios cerrados.